Mittwoch, 29. April 2009

La Rumba se puede bailar solo.


Alguien dijo que para bailar la rumba hacen falta dos, refiriéndose a la invitación de Obama a Raúl Castro para un diálogo. Pues como sugerí en mi carta a Obama en días anteriores, la va a tener que bailar solo, porque los Castros nunca aprendieron a bailar, son gallegos. Además, nunca les hizo ni les hace falta bailar. A quién se le ocurre pensar que políticos que llevan más de 60 años jugando en las Grandes Ligas se van a dejar llevar por cantos de Sirenas, lo de Obama, repito es una Perestroika, y en La Habana saben muy bien a qué huele ese término.
Por lo tanto, adelante con el cambio, recuerdense de Mc Cain " el Cambio viene", fuera el bloqueo, fueran las restricciones, entrega de la Base de Guantánamo, cambio de los 5 por los prisioneros políticos que quieran cambiarse, und so weiter und sofort. Esto comparado con la tradicional política de USA sería una claudicación, pero solo aparentemente, eso sería una gran ayuda al pueblo cubano, sólo a partir de la implementación efectiva de esas medidas el pueblo cubano podrá volver a pensar en política, en cambios, si es que la avalancha de cambios que eso provocará deja algún tiempo para pensar. Dale, dale Obama, que tú si puedes! ( Foto: Chocolatico Pérez baila solo en Lanzarote, 2005) video

Montag, 27. April 2009

El comienzo de la Historia (2)

Vivíamos en una nueva calle, a dos cuadras de la casa anterior, en la calle Ramón Illa. Al frente de la casa había un solar, parecía que no pertenecía a nadie, lo cogímos para jugar pelota, allí también había para comes, matas de mangos, mamey colorao ,y santodomingo, ciruelas, caimitillo, etc.
Del lado izquierdo de la calle, yendo en dirección al parque, vivíamos las dos familias negras, en la esquina o casi en la esquina en la otra acera, vivía otra familia de negros, la familia de Alicia y Pablo, viven allí todavía. Las demás familias eran de blancos, excepto la de A y M que eran mulatos para nosotros, pero ellos se consideraban sin ninguna duda, blancos.
Volviendo a mi familia. Mi hermana le decía a mis padres que yo debía comenrar la escuela, que ya tenía 6 años, pero eso no ocurrió, ella me enseñaba algo en casa, los demás, excepto L que era el más chiquito iva regularmente a la escuela. Parece que al final se pusieron las pilas y me llevaron ala escuela, el curso ya había comenzado, seguramente desde una semana antes. El pobre Chocolatico, el problema era que no podía ir a la escuela porque no tenía zapatos. Bueno , a adaptarse, ?cómo te llamas?, ahí aparece el primer problema, el apellido era dificilícimo y por eso había que hacer un esfuerzo para pronunciarlo. Comencé en primer grado en la clase de la maestra Anita, una mujer muy bonita, amable, comprensiva, que suerte tuve! La escuela escuela se llamaba "Pablo de la Torriente Brau", me enseñaron el primer día el camino, después tendría que ir solo.
La escuela era grandísima, tenía tradicción, estaba situada en una esquina, tenía un portón de entrada que daba al patio central, era grandísimo, allí jugabamos en el receso, habrían como 300 estudiantes, para mí una gran multitud. A la hora del receso, la hora de correr, casi siempre hacía Sol. Había un refrigerador General Electric que ofertaba Coca Cola, aquella botella tan linda como Marilyn Monrroe por un medio. Llevavamos sal a la escuela para en el receso echar un poco en la botella después de tomar algo y provocar esos chorros que podían mojar a otro, como si fuera champán. Qúé inocentes éramos! En el receso había que hacer una colita para comprar la merienda; rosquitas, polvorones, panetelas, pan de gloria, etc., toda esa gama de cosas ricas que al final fueron desapareciendo, pero no tan pronto. El manicero también entraba con su lata de maní calentico a centavos.
En la casa mi hermana me ayudaba con las tares. Y siempre con la cantaleta, hay que bautizar a G, es el el único que no se ha bautizado. Mi hermana era la ahijada de Fidelina, creo que Fidelina a la que todos llamábamos madrina, se tenía aquello de bautizar a los niños como su profesión, ella era muy cariñosa. Vivía un poco lejos, en la calle Clemente Gómez, pero siempre nos visitaba. Para bautizarse había que aprenderse de memoria un librito que contenía los diez mandamientos y algo más, yo estaba aprendiendo a leer. Seguímos viendo a Fidelina, pero de aquello no se habló más y como se temía y se decía entonces, me quedé judío, que para mi entender en aquella época significaba jodío.
Mi abuela por parte de madre, Juana Rosa, vivía en La Habana con mis tías, tíos y muchos primos. Mi familia por parte de padre también eran muchos, nos visitaban también, pero no eran tan cariñosos como mi abuela. En una de esas visitas vino Mamaita, mi bisabuela y se quedó a vivir un largo tiempo con nosotros. Creo que eso fué en l 68 después de la muerte de mi mamá.
Mi mamá padecía de ataques de epilepsia, cuando le daban era como si se acabara el mundo, ella era muy grande, nadie podía sostenerla, se descontrolaba, gateaba y al final quedaba boca arriba echando espuma. Venía o le llevavan al médico, al principio o al final, siempre venían unos santeros de la calle San juan y le aplicaban la cura, limpiaban la casa, despojaban a todo el mundo con unas hierbas que tenían un olor muy furte, tan fuerte que te tumbavan. A mi mamá la ponían de pie contra una pared de madera y le daban golpes a la pared con su cabeza, yo tenía más miedo a los santeros que a la enfermadad. Después todo aquello pasaba y volvíamos a la normalidad.
Una vez estabamos comiendo, recuerdo que había sopa y sobrevino uno de esos ataques, la llevaron al médico, después al hospital de Colón, pasaron como 15 días, mi papá y creo que mi hermana fueron a visitarla. Una mañana a principios de enero, al levantarme sentí como voces que venía de la sala, mi hermano F me dijo qe Mima había muerto. En la sala estaba todo preparado, unos cuantos sentados en sillas de madera plegables alredador del ataúd, con toda la pompa fúnebre de aquellos tiempos, que parece era la misma para ricos y pobres; velas, cortinas, Cristo, coronas de flores. Mi hermano más pequeño y yo pasamos el día jugando en el portal, la gente entraba y salía, al final, como a las 5 de la tarde, nos llamaron para que nos despidiéramos de nuestra madre, la besé a travez del cristal del ataúd. Los empleados de la funeraria, con mucha destreza, empezaron a desarmar y a recoger todo, unos hombres cogieron el ataúd y lo depositaron en un carro negro muy bonito. Nosotros los muchachos marchamos hasta la esquina con el cortejo fúnebre.Ese día, creo que el 8 de enero, marcó una nueva etapa o realmente mi vida que recien comenzaba. (Continuará) Chocolatico Pérez, Hannover, 28.04.2009

Sonntag, 26. April 2009

El comienzo de la Historia.

Como decía en mi primer Post, nací en Perico, yo creo que fuí el único de mis hermanos que nació allí, cosa extraña, uno decía que había nacido en Colón, el otro en Matanzas, el otro en no sé donde, bueno yo vine al mundo con la ayuda de la vieja Nicolasa, en la calle Bernal, en la cuadra siguiente a donde hoy se encuentra la Terminal de Omnibus.
En aquella época habían muchas familias pobres como la mía, vivíamos en un cuarto, mi papá, mi mamá, mi hermana y dos hermanos. Lo que hacía la función de baño, estaba situado en el medio de un patio y pertenecía a varias familias, le llamaban letrina o escusao.
Unos cuantos hermanos murieron, unos al nacer, otros de enfermedades. Esa debió ser la causa por la que mi hermana pensaba el día de mi nacimiento "hay Dios, éste también se va a morir", dice que yo gritaba y gritaba y estaba flaquísimo, así seguí hasta muy tarde. En la familia siempre trataban de explicarse porqué yo era tan flaco y qué hacer para remediarlo; que si se bedía comer siempre a la misma hora, que si esto o lo otro, en realidad no había mucho que comer. Yo comía mucha azúcar, me decían "Azuconga", con la barriga llena de parásitos y caminando lentamente, me decían también "muertovivo".
Mi otro hermano nació en el 63 y en aquella época ni teníamos televisor ni se usaba condón, por tanto debió haber muerto al menos uno en ese período, el próximo creo que nació en el 65 ó 66, al final recuerdo que murió una hermanita que se iva a llamar María Dolores.
En aquel cuarto en que vivíamos recuerdo que había un bombillo eléctrico y le pedía a mi mamá que me cargara para tocarlo, a veces le exigía "cárgame paraooo". El cuarto estaba en el fondo de una casa que tenía puerta a la calle, al lado también en un solo cuarto vivía otra familia que tenían sólo 3 hijos. Para ir a la calle había que pasar por un pasillo lateral.
La calle siempre estaba llena de gente. Un día amaneció un hombre tirado en la acera, yo pensaba que estaba muerto, creo que todo el mundo lo pensaba, como a las diez de la mañana el muerto se levanto y se fue para alivio de todos.
Algunas veces pasabamos hambre pero al final mi papá se aparecía con comida, el bodeguero Pedro el Gallego le fiaba a todo el mundo, entonces venía con pan y media bola de mortadella; qué cosa más rica, por cierto después se desapareció y de esa calidad nunca más se vió en Cuba, o traía jamón del diablo (enlatado) café, se hablaba de la contra, es decir, de algo gratis que daba el bodeguero a quien comprase algo.
Un día mis hermanos se comieron el bacalao que mi papá tenía expuesto al Sol para que se conservara, mi papá me preguntó y dicen mis hermanos que con miedo chivatié a todo el mundo. "?Quién se comió el bacalao?", " Yo no sé, en lo que yo pasé por allí F se comió un pedacito, en lo que yo pasé por allí R se comió un pedacito..."
Después (1965) como si despertara de un sueño o como si estuviera soñando, amanecí en una casa nueva para nosotros, con portal, sala, dos cuartos, cocina, baño ( con azulejos blancos, inodoro, ducha, lavamanos, bidé, cosas que posibemente nunca habíamos visto),portal interior y tremendo patio, donde podíamos hasta jugar pelota. En el patio habían matas de mango, aguacate, naranjas grifúa ( torónjas), naranja agria y chirimoya. Una casa que perteneciera a una familia acomodada, el dueño se llamaba Mariano Garay y se había ido para el Norte como se le decía a EE UU entonces. Lo que nos tocó fué solo la mitad de su casa, la otra parte se la dieron a otra familia pobre y negros como nosotros.
Los Garay eran tal vez una familia rica, antes de ser entrgada, esa casa seguramente fue controlada y despojada de muchas cosas de valor, no obstante nos dejaron a nosotros: juego de muebles en la sala, camas, escaparates y un refrigerador General Electric que todavía hoy mi hermano L lo tiene funcionando en Piner del Río donde vive con su familia. La otra familia se quedó con portal, sala, cuarto, cocina, baño, portal interior, patio y garage con un carro roto, en el que jugamos y tuve la oportunidad de manejar.
Para explicar aquel cambio, mi papá que estaba orgulloso de haber alcanzado segundo grado escolar se refería a la "refolbulbana", y aquello era refolbulbana pacá y pallá. Más tarde en la escuela, seguramente en tercero o cuarto grado supe que mi padre se refería a la Reforma Urbana, pero tampoco supe qué significaba eso, una cosa si estaba clara, se lo agradecíamos a La Revolución y a Fidel.
Teníamos una mejor casa, no, exactamente, teníamos casa, pero la verdad es que había menos comida, ya no se veía el chocolate Baracoa, algunas veces la comida era pan con tortilla y "aguaconazúca". El nuevo bodeguero, era la bodega del Chino, no fiába. Mi padre decía "hoy va hablá Fidel, vamo a vé que dice del arró". En la casa no había radio ni televisión, en muy pocas casas los había, por ejemplo en casa de Mercedes y Pino, los del Comité. El resultado fue que los chinos nos iban a mandar arroz, por lo tanto la situación de necesidad sería transitoria, gracias a Fidel. ( Continuará) Chocolatico Pérez, 26.04.2009 Hannover.

Samstag, 25. April 2009

Carta a Obama.

Exelentísimo Señor Barack Obama,
querido Presidente de los Estados Unidos de América, esperanza de muchos pueblos del mundo, el pueblo cubano se ha tomado muy en serio su propuesta de cambiar las relaciones entre su país y Cuba, para mí esa es la causa de que cada vez sean menos los que se arriesguen a emprender el doloroso camino de huir del país en que nacieron arriesgando sus jóvenes vidas. Este es sólo uno de los hechos de los cuales puede Ud. sentirse orgulloso de su actuación, pese a sus 97 días en el poder.
Ud. ha dicho que su objetivo es ayudar al pueblo cubano, Ud. espera o seguramente esperaba un gesto positivo por parte del Gobierno Cubano. Cuando el Presidente de Brasil expresó que Estados Unidos no debía esperar por una respuesta del Gobierno Cubano no creí que tuviera razón, pero es así, no debe Ud. esperar nada porque sencillamente, no le interesa al Gobierno Cubano ese Cambio, (ellos sostienen que ya cambiaron en 1959 y esperan que el mundo cambie en esa dirección ), tampoco la eliminación del bloqueo o del embargo. El acercamiento a Estados Unidos, al Capitalismo, es considerado internamente una debilidad ideológica, por tanto, al final el proceso de acercamiento se verá frenado, truncado. La cosa está clara, si EE UU elimina unilateralmente el embargo y las restricciones a los viajes de estadounidenses, el Gobierno Cubano tendrá que ingeniárselas para mantener su control sobre sus gobernados, el flujo de relaciones económicas, financieras y de otras índoles será tan arroyador, que yo dudo que Cuba pueda permanecer estancada.
Ud. tiene el deber de defender los valores de la Democracia y la Libertad, pero si Ud. quiere superar a sus antecesores en el puesto de Presidente de EE UU, si Ud. quiere ayudar al Pueblo Cubano, tiene que dar ese paso. Por otra parte, hacer otra cosa, sería "más de lo mismo". El problema no es como muchos creen, un duelo, una partida entre los gobiernos de Cuba y EE UU, la cuestión es que en EE UU hay un Cambio que va ha influir más allá de sus fronteras, y a ese Cambio uno se podrá adaptar, acomodar, pero no podrá permanecer inmune, por favor, lleve adelante su Perestroika, no se entretenga con pequeños problemas que desaparecerán con el Cambio.
Por otra parte, EE UU también tendría mucho que ganar con ese Cambio, si hasta ahora pese al Bloqueo-Embargo Cuba compra millones en su país, cómo será sin restricciones, cómo se desarrollaran las relaciones económicas naturales con los demás países del Caribe y Latinoamérica, y qué decir de las relaciones con las demás áreas geográficas que hasta hoy están truncadas y solo en forma de lucha contra el Bloqueo-Embargo desarrolladas.
Está claro que la Economía Cubana necesita de Créditos que solo pueden proveer los odiados capitalistas, y está claro que el sistema socialista de economía de Cuba no puede pagar deudas. Es como el agujero negro de la Crisis Financiera, los que por razones ideológicas quieran arriesgar su capital, es su capital, da lo mismo cuales son las razones, cada investor tiene que hacerse responsable de su acción. Es precisamente ese flujo internacional de capitales, con reglas internacionales, las que cambiarán Cuba, las que traerán libertad. Como Ud. sabe y seguramente ha dicho, la Libertad y la Democracia entran en Cuba si no la dejamos sola, si no se deja al Pueblo Cubano solo, en manos de sus Gobernantes, los cuáles , empalagados con" la miel del poder" ya no pueden ver que el país no avanza, que su pueblo quiere otro futuro y no se lo puede decir porque sencillamente no es un pueblo libre.
Gracias Señor Presidente Barack Obama.
Le saluda, Chocolatico Pérez. Hannover 25.04.2009

Freitag, 24. April 2009

De Perico a Hannover.

Yo, Chocolatico Pérez, nací en 1960 en Perico, soy de donde corrieron los Liberales. Perico se encuentra casi en el centro de la Provincia de Matanzas, en Cuba. Desde hace más de 6 años vivo en Hannover, Alemania.
En esta segunda etapa de mi vida me han cambiado el nombre, no podía ser de otra forma, mi primer apellido y mi nombre no son fáciles de pronunciar. De todas maneras estoy muy contento de que el apellido de mi madre sea el que me identifique. Son tantas las cosas nuevas a las que he tenido que adaptarme que me parece que ya no soy el mismo. Bueno eso no es nada del otro mundo, todo el que emigra pasa por lo mismo. En mi caso, sólo quiero recrear las cosas vividas en mi vida anterior y las cosas que merecen ser contadas de mi vida actual. También quiero decir mi opinión sobre los temas que me quitan el sueño.